Compartir es cuidar!

Estrategias de póquer que debes conocer

Una imagen que contiene el edificio, la habitación, la escena y la tabla Descripción generada automáticamente

Todo jugador necesita consejos de póquer fáciles de recordar para asegurarse de tener una ventaja competitiva sobre sus oponentes. 

Cuando sepa los movimientos correctos que debe realizar, jugará con confianza y aumentará su afinidad por ganar. 

Para ser un jugador de póquer rentable, debe aprovechar cada oportunidad para mejorar sus habilidades. Ya sea que juegue póquer en vivo, torneos o incluso en salas de póquer, debe esforzarse por ser el mejor oponente. 

Aquí hay estrategias de póquer que le ayudarán a ser el mejor jugador que pueda ser.

  1. Juega agresivamente con menos manos 

Realmente no hay límite en la cantidad de manos que puedes jugar. Sin embargo, debes esforzarte por jugar menos manos. Cuando juegas demasiadas manos, terminarás desangrando tu pila de fichas. 

En lugar de jugar muchas manos, concéntrate en desarrollar una sólida estrategia de póquer antes del flop. Comprenda que el desarrollo de la estrategia es la parte fácil porque muchos jugadores tienen dificultades para cumplir con su plan. 

Si puede, descargue gráficos pre-flop confiables y asegúrese de jugar con paciencia. Dirigirse a BeastOfPoker para encontrar las mejores ofertas de póquer y sitios de póquer. 

La impaciencia puede arruinar incluso a los mejores jugadores del mundo porque terminarás jugando una mano que no vale la pena jugar.

Concéntrese en jugar un rango reducido de manos fuertes y hágalo de manera agresiva. Este enfoque le permite disfrazar las fortalezas de sus manos individuales. Ya sea que esté jugando una mano jugable o más especulativa, su oponente no notará la diferencia. 

Esto te convierte en un oponente muy fuerte porque tus victorias tomarán por sorpresa a otros jugadores. Jugar un juego de póquer ajustado y agresivo es la mejor manera de asegurar la bolsa.

  • No seas el primero en cojear

Si quieres ganar, nunca debes ser el primer jugador en cojear. Esto es un absoluto no-no porque es poco probable que ganes el bote antes del flop como podrías si subieras. 

Cuando eres el primero en cojear, estás dando a otros jugadores detrás de ti, probabilidades atractivas. Esto significa que estarás en desventaja y además de esto, terminarás enfrentándote a varios jugadores. 

El momento ideal para afilar es cuando otro jugador ya ha cojeado. Over-limping es una buena jugada porque obtienes grandes pot odds que te permiten obtener otra jugada en el flop.

  • Semi-Bluff agresivamente con sus empates

El secreto para aplastar el póquer es aprender a hacer un farol de manera efectiva. Esta es una jugada complicada porque cuando faroleas de manera ineficaz, puedes perderlo todo fácilmente. 

Entonces, ¿cómo te aseguras de que los oponentes te crean cuando haces un farol? 

Primero, debes mantener bajo control tu frecuencia de faroles porque si siempre estás faroleando, los oponentes lo ven venir. 

La forma más eficaz de hacerlo es dejar que sus cartas dicten si es el momento ideal para hacer un farol o no. Esto significa que solo debe fanfarronear cuando el resultado mejore su mejor mano en una calle posterior. 

Por ejemplo, si tiene proyectos de color, proyectos de escalera o incluso una carta superior, tiene un plan de respaldo en caso de que se pague su farol. 

A estos se les llama semi-bluffs porque incluso cuando se paga su bluff, todavía hay potencial más allá del bluff en sí. Cuando recién empiece como jugador de póquer, evite los faroles hasta que domine el juego. 

  • Juega rápido tus manos fuertes para construir el bote 

Cuando tenga manos fuertes, no tenga miedo de jugarlas rápido y sacar a su oponente del pozo. 

Cuando apuestas tus manos fuertes, construyes tu bote y finalmente ganas más dinero. Las manos fuertes de juego rápido también protegen su capital. 

Dicho esto, no siempre debes subir tus manos fuertes después del flop.

Aquí hay casos en los que está bien controlar su mano fuerte.

  • Cuando es poco probable que te superen 
  • Cuando hay pocas cartas de miedo que le impiden obtener dinero en calles posteriores
  • Cuando tu oponente tiene más manos que no tienen valor de showdown

Sin embargo, cuando no esté seguro de lo que está en juego, simplemente haga check-raise; especialmente si no fueras el agresor antes del flop. 

  • Doblar cuando no esté seguro

La diferencia entre un mal jugador de póquer y un profesional es saber cuándo te derrotan. Antes de comenzar a jugar al póquer, debe comprender que no siempre ganará. Seguramente encontrará mejores jugadores en línea de vez en cuando.

Puede parecer sencillo, pero incluso a los mejores jugadores de póquer les resulta muy difícil retirarse. Todo el mundo, naturalmente, quiere ganar, y retirarse significa perder la oportunidad de ganar. 

Cada vez que no esté seguro de si debe pagar o retirarse, la mejor jugada es retirarse.

Conclusión 

El póquer es un juego intrigante porque siempre pone a prueba tus límites. Necesita trucos fáciles de aprender que le ayuden a pensar rápido en sus pies. Asegúrese de entrenarse para ser un jugador paciente porque jugar rápido puede costarle fácilmente una victoria.